MEXICANOS IDENTIFICAN LOS FÁRMACOS QUE MÁS DAÑAN AL HÍGADO

4,062

De acuerdo con investigadores del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), las sustancias más dañinas para el hígado son isoniazida, acetaminofen, fenobarbital, diclofenaco, etionina e isotiocinato de naftilio.

Investigadores mexicanos de dicho centro y del Instituto Nacional de Medicina Genómica (INMEGEN), desarrollaron un modelo computacional en línea llamado “Time TGO”, cuyas capacidades han permitido identificar los fármacos más tóxicos para el hígado.

Bajo este método que emplea minería de datos en series de tiempo para evaluar el efecto que genera cada posible compuesto o fármaco, y que integra la información de múltiples dosis, tiempos y réplicas, fue posible hacer esta clasificación.

Los investigadores Héctor Alberto Rueda y Roberto Alejandro Cárdenas, estudiantes de doctorado del ITESM, realizaron este estudio debido a que en general, todos los fármacos tienen un cierto grado de toxicidad.

No obstante, es muy complejo detectar sus posibles efectos secundarios, por lo que se buscó detectar los posibles daños que diversos fármacos pueden ocasionar a los órganos, en particular al hígado.

Las sustancia detectadas como más dañinos para el hígado se encuentran normalmente en algunos medicamentos, que incluso son de libre venta.

La isoniazida se emplea en el tratamiento de la tuberculosis, el acetaminofén es un analgésico de los no opiáceos, para tratar dolores leves o moderados. Sin embargo, tomar demasiado acetaminofén puede llevar a un fallo hepático o a la muerte.

El fenobarbital es el anticonvulsivo más usado en la actualidad y también el más antiguo. Tiene propiedades sedantes e hipnóticas, pero en altas dosis presenta riesgo de insuficiencia hepática.

Mientras que el diclofenaco es un antiinflamatorio no esteroideo (AINE), que se utiliza para reducir la inflamación y para tratar el dolor. También es útil para tratar la osteoartritis, artritis reumatoide y en dolores leves a moderados.

En dosis altas puede ocasionar hepatitis con o sin ictericia, y en casos aislados hepatitis fulminante.

 

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More