UNAM ADVIERTE SOBRE EL CONSUMO DE CHILES SECOS EN MERCADOS DE LA CDMX

11,327

Los chiles secos son un ingrediente importante, por no decir esencial en la amplia gastronomía mexicana, sin embargo, hay un riesgo latente y silencio en este producto, que si no se toman las medidas sanitarias necesarias, podría desembocar en enfermedades realmente graves.

De acuerdo con una investigación del Laboratorio de Análisis de Alimentos y Tecnología de Lácteos en la FES Cuautitlán de la UNAM, liderado por la doctora Sara Esther Valdés Martínez, han encontrado una serie de problemas relacionados, principalmente, con la presencia de materia extraña: heces de animales, restos de insectos y piedras, algunos de ellos.

A partir de este contexto, la doctora Valdés emprendió una línea de investigación en la que muestreó los chiles secos de mayor consumo (guajillo, pasilla, de árbol, piquín, cascabel, morita y ancho) provenientes de cuatro mercados de la zona metropolitana de la ciudad, todos de tercera clase, ya que se sospechaba podrían ser portadores de toxinas.

La razón por la que estos chiles están contaminados, se debe al pésimo manejo en la comercialización a granel de estos productos y que a falta de una regulación sanitaria adecuada de estos productos, desemboca en su inminente e inevitable contaminación.

De acuerdo con la académica, consumir estos productos contaminados representa un grave riesgo para la salud humana, ya que la ingesta de estas toxinas está relacionada con el cáncer de hígado.

Así que tengan mucho cuidado a la hora de comprar estos chiles en el mercado y mejor antes de cocinarlos, es mejor lavarlos y desinfectarlos muy bien para evitar riesgos.

Con información de UNAM Global

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More