¡POR FIN! INVESTIGADORES CREAN SISTEMA QUE AYUDARÍA A MEJORAR EL SERVICIO DEL METRO

929

Viajar en el metro se ha convertido en todo un deporte extremo, las grandes cantidades de gente que lo usa y el deficiente servicio, ha llevado a investigadores de la UNAM a buscar formas de resolver algunas de las problemáticas que aquejan a este medio de transporte tan popular.

Un equipo de expertos del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS) y del Centro de Ciencias de la Complejidad (C3) de la UNAM, parece que han encontrado la manera de optimizar el trayecto de los trenes en todo el sistema, lo que mejoraría considerablemente el tiempo de recorrido de los usuarios y disminuiría las aglomeraciones en estaciones de alto flujo de pasajeros.

Este sistema consiste en un algoritmo que actuaría en el sistema de autorregulación de trenes y que sería capaz de optimizar el servicio en un 20%.

Los investigadores Carlos Gershenson, Gustavo Carreón y Luis Pineda recabaron datos reales de afluencia en la estación Balderas de correspondencia de la línea uno del STCM. Las simulaciones mostraron que el método de autorregulación mejora el rendimiento en comparación con el sistema actual, ya que se adapta a los cambios ambientales en la escala de tiempo en que ocurren.

El modelo actual usado en el Metro de la Ciudad de México considera variables como el establecimiento de máximos y mínimos tiempos de espera; mientras que el nuevo método propuesto está basado en un algoritmo más complejo.

Para que este sistema funcione es necesario el monitoreo en tiempo real de los trenes para que cada convoy se adapte a la demanda de pasajeros en las estaciones.

El sistema utiliza la información local para adaptar los tiempos de estacionamiento y reducir el tiempo de recorrido entre las terminales de la línea. Con esto, no solo se podría reducir el tiempo, además se aumentaría la capacidad de pasajeros, dijo el especialista del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc), de la UNAM.

Este proyecto de investigación fue apoyado y financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), a través de la Convocatoria de Proyectos de Desarrollo Científico para Atender Problemas Nacionales.

El siguiente paso para el equipo de investigación es comenzar con una prueba piloto, para lo cual todavía se llevará algo de tiempo pues se tiene que coordinar con las autoridades, comentó el doctor Gershenson. Sin embargo, se encuentran optimistas de poder aplicar este nuevo modelo al STC.

Con información de Conacyt

 

Te puede interesar

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More